Pensador crítico

El pensador crítico es una persona

  • habitualmente inquisitiva;
  • bien informada, que confía en la razón;
  • de mente abierta;
  • flexible;
  • justa cuando se trata de evaluar;
  • honesta cuando confronta sus sesgos personales;
  • prudente al emitir juicios;
  • dispuesta a reconsiderar y si es necesario a retractarse;
  • clara respecto a los problemas o las situaciones que requieren la emisión de un juicio;
  • ordenada cuando se enfrenta a situaciones complejas;
  • diligente en la búsqueda de información relevante;
  • razonable en la selección de criterios;
  • enfocada en preguntar, indagar, investigar;
  • persistente en la búsqueda de resultados tan precisos como las circunstancias y el problema o la situación lo permitan.

— Peter A. Facione, Pensamiento Crítico: ¿Qué es y por qué es importante?, Insight Assessment, 2007, página 21.

Pensamiento Crítico: ¿Qué es y por qué es importante? es un ensayo de Peter A. Facione que presenta cada una de las seis habilidades esenciales para que se dé el Pensamiento Crítico: interpretación, análisis, evaluación, inferencia, explicación y auto-regulación; definidas por el consenso de expertos publicado bajo el título de “El Informe Delphi” (The Delphi Report). Luego explica la importancia de que las personas demuestren una disposición fuerte para utilizar dichas habilidades. http://www.eduteka.org/PensamientoCriticoFacione.php

Anuncios

Voto en blanco

Lo único necesario para el triunfo del mal,
es que los hombres buenos no hagan nada.
— Edmund Burke.

Aunque participo en las elecciones y me preocupa la política de mi país, no me gusta participar en la “grilla polítiquera” dado que no me gustan las discusiones bizantinas, o peor aún, de ideologías fundamentalistas… No obstante en ocasiones es necesario realizar el adecuado diálogo político, libre de colores, adjetivos y partidismos. Es por ello que expondré mi postura respecto al voto en blanco ya que me parece que existe cierta desinformación al respecto. Deseo entonces aclarar que no es lo mismo el voto en blanco (o voto blanco) que el voto anulado, como tampoco ninguno de los dos son lo mismo que el abstenerse de votar.

Comenzaré con la abstención, la cual representa la peor decisión que puede toma un ciudadano, puesto que no solo no refleja elección alguna sobre los candidatos, sino que de hecho no refleja nada más que una total apatía y desinterés por el futuro socio-político (y por añadidura económico) del país , lo que afecta a la localidad donde se reside, a la familia y a uno mismo; es como auto-renunciar a la ciudadanía y por ende a todo derecho civil (por lo que bien aplica el lema “si no votas, no reclames”). En este sentido me gustaría que el voto fuese obligatorio.

Por otra parte se encuentra el voto anulado intencional -ya que la anulación también se puede dar de forma accidental o bien incidental- el cual muestra un cierto interés ciudadano, al participar en las elecciones, pero por otra parte exclama un total desacuerdo con todas las candidaturas. Se trata entonces de una protesta política, la cual no obstante de poco o nada ayuda a la democracia, ya que al ser un voto anulado al final tiene el mismo valor (nulo) que el de una abstención en términos de sufragio.

Finalmente tenemos al voto (en) blanco, mediante el cual tampoco se vota por una candidatura específica, no obsantante se trata de un voto que sí se contabiliza para ser utilizado, ya sea para favorecer el voto de la mayoría o bien de alguna candidatura independiente o no registrada. Es decir que voto (en) blanco si convierte en un voto verdadero, o al menos contabilizado. Es por ello que para que un voto sea en realidad blanco, el sistema electoral debe contemplar de manera formal y disponer para el mismo de reglas claras, así como reservarle un espacio en la boleta como con cualquier otro voto válido, ya que de otra manera, incluso si se deja la boleta en blanco, se incurre en un voto inválido –a menos claro que sea de esa forma como se especifique un voto blanco, es por ello que es importante tener reglas claras.

Así entonces, si bien en México se ha estado promoviendo el “vota (en) blanco”, dado que el voto blanco no existe dentro de nuestro sistema electoral, lo que en realidad se está promoviendo es el voto anulado, cosa nada útil ni trascendente. No obstante respeto dicha postura, la comprendo e incluso me siento en parte identificado con quienes se muestran afines al pseudo “voto en blanco” (en realidad voto nulo) que con tal de que vayan a votar lo apoyaría también. No obstante lo mejor sería que emitieran un voto válido a uno inválido, uno que trascienda a uno inocuo. Así entonces, probablemente yo mismo emitiría mi voto en blanco si éste estuviese legítimamente establecido en el sstema mexicano, tal como sí sucede en otros países, tales como Colombia o Argentina. Pero como no es el caso, votaré por la candidatura partidista que mejor me parezca, ya que peor sería hacer mi voto nulo o abstenerme.

Invito entonces a cualquier mexican@ a emitir un voto válido, pero sobretodo a emitir un voto libre y responsable por el candidato que elijan, tomando en cuenta las implicaciones y asumiendo su responsabilidad por las consecuencias que pueda acarrear su voto. Así mismo invito a aquellos que desean que exista el verdadero voto en blanco en México, a realizar lo necesario para que el sistema electoral lo contemple formalmente en futuras elecciones. Aunque en ese caso también les pediría y me uno a la lucha por las candidaturas independientes.

Para seguir leyendo:

Análisis de problemas

El análisis de problemas es un conjunto de técnicas para:

  • Analizar la situación en relación a un problema
  • Identificar los problemas principales en este contexto
  • Definir el problema central en la situación
  • Visualizar las relaciones de causa y efecto en organizadores gráficos

El objetivo es analizar el problema y dividirlo en sus partes componentes, examinando cómo es que van juntas. Es necesario comprender el contexto del problema y como unas partes afectan a otras.

El análisis del problema se realiza a través del siguiente procedimiento:

a) Confirmación de que el problema existe realmente.

Se deben identificar y recoger los datos requeridos para confirmar que el problema identificado es real.

Para comprender un problema los mismos datos deben indicar quién, qué, cuándo, dónde y por qué el problema es más grave, así como ciertas preguntas relacionadas con cuánto, de qué tamaño, cuántas o cuántos. Es necesario construir un cuadro completo de la existencia del problema. Es menester esclarecernos si los datos están claramente explicados, si los mismos hechos tienen la misma interpretación para las partes, si los hechos son del pleno conocimientos de los participantes en el proceso y si los hechos presentados son verdaderamente relevantes para el proceso que se desarrolla.

b) Presentación gráfica de los datos.

Esta forma de presentación de los datos permite usar la información con mayor facilidad. Para presentación de los datos pueden utilizarse las siguientes técnicas: Planilla de comprobación; histograma; gráfico de sectores; gráfico de tiempo y otros.

c) Identificación de las causas potenciales.

Entre los instrumentos más importantes para la identificación de las causas potenciales se encuentran:

  • DIAGRAMA CAUSA – EFECTO que permite identificar y poner de manifiesto todas las causas potenciales que están contribuyendo a la existencia del problema bajo consideración.
  • ARBOL DE PROBLEMAS que es una extensión del anterior que permite identificar a partir de un problema principal tanto sus causas raíz como las ramificaciones de sus efectos.
  • ANÁLISIS CAMPO FUERZA para identificar aquellas fuerzas que ayudan o impiden cerrar la brecha que existe entre donde se encuentra la organización y donde debe estar.
  • ANÁLISIS DE PARETO para separar un pequeño número de factores significativos de la gran masa de factores insignificantes.

Hay que buscar todas las posibles ubicaciones al problema, determinar todas las aristas que conforman el problema a fin de que el grupo lo analice en toda su dimensión y no sólo centrarse en el análisis de sus causas.

Elaboración del Árbol de Problemas

  • PASO 1: Identificar (mediante Lluvia de Ideas) los principales problemas con respecto a la situación en cuestión
  • PASO 2: Identificar y formular en pocas palabras el problema central
  • PASO 3: Anotar las causas del problema central
  • PASO 4: Anotar los efectos provocados por el problema central
  • PASO 5: Elaborar un esquema que muestre las relaciones de causa y efecto en forma de un Arbol de Problemas
  • PASO 6: Revisar el esquema completo y verificar su lógica e integridad

analisis-de-problemas_1

Un árbol de problemas es fácil de comprender si se “lee” de abajo hacia arriba, de forma tal, que un problema de abajo es causante, en algunos casos junto con otros problemas del mismo nivel, de un problema del nivel inmediato superior con el que está vinculado en la estructura de relación causa-efecto. Así:

analisis-de-problemas_2

Con la ejecución del proyecto se buscará eliminar tantos “problemas causa” como sea posible, a través de la realización de actividades.

Si el análisis de problemas genera una estructura “profunda” en términos de diversos niveles de problemas causa, esto significa que la situación ha sido analizada con alto grado de detalle, y a partir de allí, crecen las posibilidades de diseñar actividades para resolver estos problemas causa. Del mismo modo, se puede decir que las posibilidades de resolver el problema central crecen en la medida que más profundo sea el árbol diseñado.

Recomendaciones para la Elaboración Árbol de Problemas

Sin un adecuado análisis de problemas, será difícil sino imposible encontrar soluciones sustentables para producir el cambio deseado. Por lo tanto, se debe evitar comenzar mirando directamente lo que vamos a hacer o sea comenzar con la solución presunta del problema sin haberlo especificado correctamente.

No se deben considerar como problemas aquellos que se enuncian como “falta de …”. Este tipo de formulaciones se conocen como soluciones ausentes, y no se puede decir que describen correctamente una situación negativa. Se dice que el problema sobre el que debe centrarse la atención, no es la falta de algo, sino las consecuencias que dicha falta genera. Hablar de la “falta de algo”, como problema, puede llevar a la creencia errónea que el problema tiene por única solución conseguir aquello que estaba faltando. Entonces plantear problemas como “falta de “, reduce sensiblemente la posibilidad de encontrar soluciones alternativas.

El problema que no ha sido debidamente especificado y no se entiende su naturaleza, ocurre por formulaciones demasiado genéricas que no brindan pistas sobre como resolver el problema. Un ejemplo típico es referir como problema a una “administración deficiente”. Esta formulación es muy pobre y se necesita un mayor grado de detalle para entender que significa una administración deficiente. Nos podemos estar enfrentando a problemas de control financiero, ausencia de capacidades en los administradores, poca planificación de recursos humanos o débil estrategia de información, por citar algunos ejemplos.

PUNTOS CLAVE

  • Un problema no es la ausencia de su solución, sino un estado existente negativo
  • La importancia de un problema no está determinada por su ubicación en el Árbol de Problemas
  • Identificar problemas existentes (no los posibles, ficticios o futuros)
  • Formular el problema como un estado negativo
  • Escribir un solo problema por tarjeta

Fuentes:

Calaveras

Les dejo algunas “calaveras” que me aventé al vuelo. Obviamente no soy ni poeta ni compositor, por lo que me habrán de perdonar, ya que solo soy un humilde programador queriendo calaveras técnicas improvisar.

La Calaca estaba contenta
pensaba que FP estaba muerto
mas la llegada de F# y Scala
le provocaron desconcierto.

La Catrina quiere llevarse
a los ALT.NET al Inframundo
como ya lo hizo con los MUG
que en él vagan dando tumbos.

Ya descansan en paz
el Sprint y su instrumento
Scrum esta muriendo
y Kanban reclama su puesto.

A continuación les dejo no una calavera pero si un fragmento lírico escrito por un verdadero poeta de la época prehispánica de México.

Somos mortales / todos habremos de irnos, / todos habremos de morir en la tierra… / Como una pintura, / todos iremos borrando. / Como una flor, / nos iremos secando / aquí sobre la tierra… / Meditadlo, señores águilas y tigres, / aunque fuerais de jade, / aunque fuerais de oro, / también allá iréis / al lugar de los descansos. / Tendremos que despertar, / nadie habrá de quedar.

– Netzahualcóyotl (1391-1472); Poeta y gobernante Azteca.

Para quienes no sepan que es una “calavera”:

Se acerca el Día de los Todos Santos y el Día de los Fieles Difuntos (1 y 2 de Noviembre), éste último mejor conocido en México como el “Día de Muertos“, festividad folklórica que enmarca una serie de costumbres, comidas y actividades culturales en general a lo largo del país.

Entre ellas se encuentra la de realizar fragmentos literarios llamadas “calaveras” las cuales hacen referencia, por un lado, a la Muerte y sus diferentes sinónimos o figuras (la muerte como tal, no la que “santifican” algunos…) y por otro a una persona estimada o “figura” conocida en el ámbito para el cual se escribe. El estilo es prácticamente libre, solo se espera que tenga algo de métrica, rima, y en tono de broma  (o bien satírico). No obstante para quienes viven fuera de México, y/o que no están acostumbrados de hacer bromas con la muerte, podría sonarles ofensivas, pero nada mas alejado que eso… Bueno no faltará quien se pase de vivo y las use con ese fin, pero no es mi caso.

+info