Sabiduría

El ser humano es imperfecto y por ende se equivoca.

Mas quien se equivoca y no reflexiona sobre su error es un “ciego”.

El que reflexiona pero no se corrige es un necio, quien persiste en su error…

El que se corrige una vez pero no aprende la lección, volviendo a caer, es un “tonto” (sin connotación peyorativa).

Pero el que si aprende y no vuelve a caer, mas no comparte su enseñanza es un egoísta, un injusto, un malvado.

Solo quien hace todas éstas cosas en su conjunto es alguien sabio.

Y es que sabio no es quien no se equivoca, dado que el sabio es un ser humano también se equivoca. Lo que lo hace sabio es que reflexiona, se corrige, aprende y enseña a los demás el camino correcto.

Por ende todos cuando hacemos todas estas cosas, y entre más las practicamos acumulamos algún grado de sabiduría en tal o cual aspecto.

Lamentablemente alcanzar la sabiduría de vida es muy difícil, puesto que ésta es frágil y finita, se tiene solo una y cada cada una es distinta a las demás. Por lo que si además perdemos tiempo al distraemos en otras cosas y no practicamos los elementos que forjan la sabiduría, ésta nunca llegará a acumularse y moriremos o bien malvados o tontos o, peor aún, necios o ciegos…

La sabiduría es un camino largo por recorrer hacia la verdad, por lo que hay que empezar a recorrerlo desde temprana edad para alcanzar la meta.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s