Juan Pablo II

Estas son algunas de tantas citas y pensamientos de Juan Pablo II, “Peregrino de la Paz”:

El diálogo, basado en sólidas leyes morales, facilita la solución de los conflictos y favorece el respeto de la vida, de toda vida humana. Por ello, el recurso a las armas para dirimir las controversias representa siempre una derrota de la razón y de la humanidad.

Que nadie se haga ilusiones de que la simple ausencia de guerra, aun siendo tan deseada, sea sinónimo de una paz verdadera. No hay verdadera paz sino viene acompañada de equidad , verdad, justicia, y solidaridad.

Los creyentes de todas las religiones, junto con los hombres de buena voluntad, abandonando cualquier forma de intolerancia y discriminación, están llamados a construir la paz.

Confio el compromiso de la paz sobre todo a los jóvenes, es indispensable educar a las nuevas generaciones en la paz, que debe convertirse cada vez más en estilo de vida.

Hoy quiero comprometerlos a ser operadores y artífices de paz. Respondan a la violencia ciega y al odio inhumano con el poder fascinante del amor.

Pedimos perdón por las divisiones entre cristianos, por el uso de la violencia al servicio de la verdad, y por las actitudes de desconfianza y hostilidad asumidas contra los seguidores de otras religiones.

El matrimonio y la familia no pueden ser considerados como un simple producto de las circunstancias históricas, o una superestructura impuesta desde el exterior al amor humano.

Amar no sólo es un sentimiento, es un acto de voluntad que consiste en preferir de manera constante el bien del otro al bien propio.

Cuando el cristianismo se convierte en instrumento del nacionalismo, queda herido en su corazón y se convierte en estéril.

La oración, acompañada por el compromiso de hacer la voluntad de Dios, devuelve el auténtico gusto por la vida.

Cuando al hombre se le pone como medida de todas las cosas, se le convierte en esclavo de su propia finitud.

Ningún sistema económico podrá servir al hombre si no está basado en los grandes valores de la humanidad.

La democracia necesita de la virtud, si no quiere ir contra todo lo que pretende defender y estimular.

El respeto a la vida es fundamento de cualquier otro derecho, incluidos los de la libertad.

La espiral de la violencia sólo la frena el milagro del perdón.

La guerra es siempre una derrota de la humanidad.

El futuro de la humanidad se fragua en la familia.

La peor prisión es un corazón cerrado.

Amar es lo contrario de utilizar.

¡No tegáis miedo!

– Karol Wojtyla (1920-2005); Papa Juan Pablo II de la Iglesia Católica.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s